Oposiciones de auxiliar administrativo en Andalucía 2018: Ventajas de apuntarte a ellas

Una situación atípica se estará dando en Andalucía. Y es que, tras casi 10 años con promesas incumplidas o con vacantes irrisorias o nulas, este año será cuando se vuelva a abrir convocatorias a los puestos de auxiliar administrativo (tanto C1 como C2) por parte de la Junta de Andalucía.

Y estamos hablando de al menos unos 3.000 puestos vacantes que serán ofrecidos mediante oposiciones abiertas. Por tanto, si todavía no sabes por qué debes opositar, has llegado al post donde te daremos las principales ventajas de presentarte a las pruebas y superarlas con la mejor calificación que puedas.

Probabilidades de tu lado

Es, posiblemente, la primera vez en 10 años cuando se ofrezcan tantos puestos vacantes mediante oposiciones.

Estamos hablando de al menos 3.000 puestos para toda Andalucía, y donde los mejores calificados de las pruebas tendrán la potestad de escoger la ciudad en la que quieren trabajar.

Por eso, las probabilidades están de tu lado. A mayor número de plazas, obviamente, mayores oportunidades existen que acabes dentro de los escogidos. Aunque debes prepararte muy bien, porque como debes saber, se trata de las oposiciones que más personas convocan en toda Andalucía.

Salario envidiable

El salario de un trabajador administrativo de la Junta de Andalucía está fijado por los presupuestos generales anuales de la propia junta.

En promedio, hablamos de entre 1.100 euros mensuales y hasta 2.000 euros mensuales. Claro está que dependerá del grupo al que pertenezcas (personal administrativo o C1, o auxiliar administrativo o C2), a las funciones que tengas en tu puesto de trabajo, y a las responsabilidades que te sean delegadas.

Teniendo en cuenta los salarios que se tienen estimados dentro de las empresas privadas, a los trabajos y a los contratos que se manejan, y hasta en la cifra de personas en paro, este salario resulta envidiable y una buena razón para opositar este año.

Pocos requisitos

Si te quieres postular a estas oposiciones, no tienes que cumplir una cantidad de requisitos gigantesca. Al contrario, son sólo 3 requisitos básicos, y a partir de allí se desprenden una cantidad de requisitos opcionales, que sumarán, pero cuya ausencia nunca restará a tu inscripción.

En principio, los requisitos básicos son:

  • Tener más de 16 años a la hora de presentar las pruebas.
  • Ser de nacionalidad española. Si no es así, tener nacionalidad de cualquiera de los países que componen la Unión Europea (que permite el tránsito libre de trabajadores entre los países miembro, por lo cual podrías trabajar en la Junta de Andalucía).
  • Tener la titulación ESO o su equivalente. De no ser así, poder tenerla lista antes del momento de presentar las pruebas.

Tras estos requisitos básicos, puedes añadir los cursos realizados, y cualquier otra experiencia formativa que te valide como un profesional con mayores capacidades certificadas. Esto último te vendría bien para optar a puestos de mayor relevancia dentro de los ofertados mediante oposición.

Como ves, las ventajas están allí, y sólo son algunas de todas las que existen. ¿Ya estás estudiando para presentar las pruebas?